Hoy te cuento cuáles son los 3 puntos en los que podés disminuir tus gastos, para lograr que te quede dinero disponible para lo que realmente importa. No siempre se necesita trabajar más para tener más dinero. Podés empezar con estos 3 cambios muy simples, y vas a ver que enseguida notás la diferencia en el dinero que tenés disponible todos los meses.

  1. DELIVERY
    Lo mejor es planificar un menú para varios días y hacer las compras necesarias. Así no te sorprende la hora de comer y evitás recurrir al delivery. Las pastas, pizzas y empanadas son comidas prácticas que te sacan de un apuro y no requieren mayor trabajo. Para más info sobre este tema leé Freezer: cómo aprovecharlo al máximo para ahorrar todos los días
  2. MARCAS
    Podés buscar alternativas más económicas, sobre todo en artículos de limpieza y otros productos que no son sean comestibles. Obviamente no se tratar de bajar la calidad o relegar sabor en las comidas, por eso te recomiendo primero cambiar marcas de artículos como limpiadores, shampoo, jabón de tocador y productos de belleza. Quizás al principio no te parece una gran diferencia, pero si lo multiplicás por lo gastás por mes y por año en cada uno de esos artículos, ¡vas a ver que el ahorro puede ser enorme!
  3. SUSCRIPCIONES
    Revisá los resúmenes de tus cuentas y tus tarjetas y fijate si hay débitos que puedas dar de baja (por ejemplo comisiones o seguros que no hayas pedido) Muchas veces pagamos estos cargos sin darnos cuenta, o pensamos que son obligatorios, pero cuando investigás un poquito ves que no tenés que pagarlos sí o sí, y eso es dinero que se queda con vos todos los meses. De nuevo, un solo gasto puede parecer inofensivo, pero cuando sumás varios, los multiplicás por 12 y ves lo que pagás en un año, ¡querés recortarlos lo antes posible!

Qué hacer con ese dinero ahorrado

Una vez que revisaste éstos y otros gastos, lo mejor es darle un destino al dinero que ahorrás. Así realmente ves la diferencia, y no es plata que se va en cualquier otra cosa. Podés usarla para los Desafíos de Ahorro, para saldar deudas, para tu fondo para emergencias o para algo que hayas querido hacer últimamente y no tenías el dinero necesario. Si ves que el ahorro de un solo mes no te alcanza, por supuesto podés ir guardando y sumando a lo largo de varios meses. Pensá que es dinero que ya tenés, y que si antes lo podías destinar a esos otros gastos que estás recortando, ahora le estás dando un uso mucho mejor.

¿Habías pensado alguna vez en bajar o eliminar estos gastos? ¿Qué otros se te ocurre que podrían funcionar? Compartí tus ideas en los comentarios así ayudás a nuestra comunidad 🙂

¿Qué más podés hacer para seguir ahorrando?

Siguiendo esta línea de gastos absolutamente evitables, en el ebook “30 días de ahorro” vas a encontrar muchas más ideas para seguir ahorrando. ¿De qué se trata? Son 30 tareas, una por día durante un mes, que te van a permitir ahorrar en un montón de gastos que ahora tenés, pero que podrías evitar. Por ejemplo en el supermercado, tarjetas de crédito, arreglos en tu casa, cargos bancarios y mucho más. Quienes ya lo tienen reportaron un ahorro promedio de entre 2 y 3 mil pesos por mes, ¡sólo siguiendo las tareas del ebook! Sin trabajar de más y sin privarse de lo que les gusta, sino simplemente siendo inteligentes con el uso del dinero que tanto nos cuesta todos los días. En todos los casos son gastos comunes a todas las casas y en todos los países, cosas que hacés por costumbre pero que con unos pocos cambios se transforman en más dinero para vos, mes a mes, siempre!

Tenelo ahora con 20% de descuento y descarga inmediata. ¡Empezá a ahorrar ya mismo por menos de lo que te sale pedir una pizza!