fbpx
cosas-no-comprar-para-ahorrar

No compres estas cosas, ¡no las necesitás!

Si estás buscando dónde ahorrar un poco más, te dejo una lista de cosas que seguramente ahora estás comprando, por costumbre o porque creés que las necesitás, ¡pero no es así! Podés reemplazarlas perfectamente por otras que ya tenés en tu casa, o arreglarte sin eso por un tiempo. Y todo ese dinero va directo a tus ahorros!! ¿Querés saber qué podés dejar de comprar? Te cuento 🙂

1. Cosas baratas sólo porque están baratas

¿Cuántas veces compraste algo sólo porque te pareció baratísimo, y resultó que nunca lo usaste? Y encima lo más probable es que si fue muy barato también sea de pésima calidad. O sea que cuando lo quieras usar, es posible que no sirva o se rompa enseguida y tengas que volver a gastar en comprar algo mejor. Conclusión: no compres por comprar, comprá porque lo necesitás.

2. Comida de más

Tirar comida es de los peores desperdicios que hay, además de que estás tirando plata, obviamente. Por eso SIEMPRE hacé las compras con una lista, para asegurarte de que vas a comprar lo que realmente necesitás y vas a usar. Tener 6 paquetes de arroz, aunque no se ponga feo enseguida, también hace que malgastes esa parte de tu presupuesto, que podrías destinar a algo que sí te hace falta. Por eso las compras SIEMPRE con lista.

3. Delivery

Con un poco de previsión podés tener un montón de comidas listas en el freezer, para no tener que recurrir al delivery a último momento. Dejalo como última opción, para cuando querés comer algo en especial. ¿Qué podés freezar? ¡De todo! En mi ebook «Dominá tu freezer» te cuento todos los secretos para que tu freezer te ayude a ahorrar tiempo y dinero todos los días. Podés tenerlo haciendo CLICK ACÁ.

4. Productos de limpieza muy costosos

Siendo sinceras, no necesitás un arsenal de cosas carísimas para limpiar tu casa. Fijate cuáles realmente te son útiles, quedate con uno sólo por función (UN desifectante, UN desengrasante, etc.) y no vuelvas a comprar el resto. Seguro te podés arreglar con menos, no perjudicás al planeta y te queda $$$ disponible para algo más.

5. Descartables

Vasos, cubiertos, bandejas. Realmente no son indispensables, y seguro tenés vajilla de verdad que podés usar, lavar y volver a usar mil veces. Si es para cumpleaños y reuniones, por ejemplo, es mejor invertir una vez en platos y vasos plásticos, pero no descartables, de buena calidad, que vas a usar y re-usar por años y años.

6. Variedad de productos de cosmética y perfumería

Igual que con los productos de limpieza, quedate con lo que mejor resultado te da, y no vuelvas a comprar el resto. Tu pelo no necesita 4 o 5 productos diferentes y toda la familia se puede bañar con la misma marca de jabón. Excepto que haya prescripciones médicas, seguro podés ahorrar un montón.

7. Servilletas de papel y papel de cocina

Los eliminé hace años y te juro que no se extrañan para nada. ¡Hagamos como las abuelas! Tela, que se lava una y mil veces, y listo. ¿Cuánto gastás en estos dos artículos todos los meses? Ahora multiplicalo x 12. Eso es lo que gastás por año en algo que sí o sí termina en la basura, y que podrías reemplazar perfectamente con un poco de tela. ¿Realmente se justifica el gasto?

8. Artículos repetidos

Si ya tenés algo, funciona bien y hay posibilidad de que uses dos al mismo tiempo, ¡no lo compres! Vale para vajilla, pequeños electrodomésticos, artículos de librería, ropa, zapatos, carteras. ¿De verdad necesitás más tazas o más cuadernos? ¡No creo!

9. Productos con descuento

La regla más simple de recordar es: ¿lo comprarías aún si no tuviera descuento? y aplica para todo lo que se te ocurra, desde comida hasta ropa y deco para tu casa.

¿Un tip más? No salgas a comprar sólo para pasar el tiempo. ¡Es la mejor forma de gastar de más! Antes íbamos al supermercado a dar una vuelta los domingos, sin lista y sin nada concreto para comprar, y salíamos con un montón de cosas en las que gastábamos de más. Hace años dejamos de hacerlo y la diferencia se nota enseguida, menos cosas innecesarias y más $$$.

¿Agregarías algo a la lista? ¿Vas a aplicar esto que te conté?
¡Charlemos en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *