fbpx

Cómo «estirar» comidas

Si fin de mes es sinónimo de heladera y alacena casi vacías, no te pierdas este posteo. Te cuento cómo podés hacer rendir más los ingredientes que te quedan, ¡y que nadie note la diferencia! Con algunos cambios podés hacer más con lo que tenés, ser creativa con las sobras y que los últimos días del mes no sean un problema para tus comidas ni para tu presupuesto.

8 puntos para que puedas hacer rendir más los ingredientes que te quedan en la alacena, la heladera y el freezer. ¿Cuáles vas a usar?

GUARNICIONES PRIMERO

En lugar de pensar primero en la carne (que es lo más caro) y después con qué acompañarla, invertí el enfoque. Fijate primero qué guarnición buena podés preparar, sabrosa y «llenadora», y que la carne (sea la que sea) pase al puesto de acompañamiento. Con este simple cambio vas a poder aprovechar mejor ingredientes que ya tengas en tu casa, y hacer que las carnes rindan para más comidas, porque vas a usar menos cantidad.

AGREGÁ LEGUMBRES

Si las comprás por cantidad y fuera del supermercado, las legumbres son una excelente opción para agregar a tus comidas y hacerlas rendir más. Siempre el lugar ideal es la dietética o similar, donde las comprás por peso, y no en paquete cerrado. Así obtenés un mejor precio, y podés comprar un buen surtido.

¿Cuáles podés conseguir?

  • Arvejas (también podés comprarlas frescas o congeladas)
  • Lentejas
  • Garbanzos
  • Porotos: aduki, alubia, blanco, negro, colorado, manteca, mung, pallar.

Si necesitás ideas, en la web de la Cámara de Legumbres de la República Argentina podés descargar un recetario con un montón de información.

ARROZ / PASTA SECA

Otra buena opción para sumar a una guarnición de verduras y usar aún menos carne. Las opciones integrales son más nutritivas, pero si están fuera de tu presupuesto podés usar las comunes.

Si el domingo a la noche hervís varias porciones de arroz, las podés tener listas para toda la semana y te salvan de un apuro. ¡Ojo que no se pase! Es mejor que lo cocines un poquito menos que al dente, y luego se termina en la preparación definitiva.

También son una buena alternativa para agregar a las sobras de un guiso de lentejas por ejemplo. Si lo que quedó no alcanza para todos, le sumás arroz o fideos guiseros y listo ¡una comida más!

PAPAS

También son una alternativa relativamente económica, y podés prepararlas de mil formas. Puré, tortilla, al horno, bastón, españolas. Pero que no sean la única guarnición, sino que acompañen en menor cantidad. Para que sean más económicas, siempre es mejor usar las de la verdulería, y no las congeladas que comprás en la granja o el supermercado. Esas por supuesto te ahorran trabajo y tiempo, pero eso tiene un costo, obviamente.

¿Necesitás ideas con papas? ACÁ podés ver muchísimas de la web de Cocineros Argentinos.

ELEGÍ RECETAS QUE USEN LA CARNE CORTADA PEQUEÑA

Parece loco, ¡pero te juro que funciona! Todo lo que lleve partes pequeñas de carne (tiritas, daditos) siempre te ayuda a hacerla rendir más. Por ejemplo los deditos de pollo, la carne que agregás a un salteado o un guiso, las fajitas/tacos, los brochettes. Con medio kilo de carne o menos cocinás 4 porciones o incluso más, porque al usar partes pequeñas necesitás menos cantidad por persona.

CUIDÁ LAS PORCIONES Y LAS SOBRAS

Cocinar de más, sobre todo si después terminás tirando lo que sobra, es una de las formas más comunes de gastar de más. Para «estirar» al máximo tu presupuesto, cuidá las porciones y cociná sólo lo que necesitás. Si aún así sobra, asegurate de guardar correctamente ese extra, para poder aprovecharlo otro día. Nunca dejes las porciones sobrantes fuera de la heladera, tapá bien los recipientes para mantener la frescura, y recalentá correctamente para que esa comida siga dando ganas de probarla.

REVISÁ BIEN TU STOCK

Seguramente tenés varios ingredientes para seguir cocinando. Quizás no es lo que todos quieren comer justo ahora, pero es fin de mes y hay que adaptarse. Si te falta algo, tratá de reemplazarlo con algún otro ingrediente. Si googleás, seguro encontrás muchas ideas de reemplazos para cosas de todos los días.

SUMÁ PAN

Las bruschettas son una buena forma de aprovechar sobrantes que por sí solos no hacen una comida completa. Podés usar verduras que te hayan quedado, algo de queso (el que tengas) y siempre sumá condimentos para que sea más llamativo y nadie se queje. Podés hacer vos misma el pan, para que sea incluso más económico.

¿Cuál de estas ideas vas a implementar en este fin de mes? ¿Cuáles sumarías?
Si necesitás más ideas, pasá por la sección de EBOOKS y elegí el que más te ayude 👍

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *